Mi estreno en el blog no podía hacerlo de otra forma que hablando sobre la programación neurolingüística, uno de mis temas preferidos.

Gracias a su descubrimiento me adentré profesionalmente en el marketing digital. Hoy en día mi pasión. Fruto de ello ha nacido Amadi, junto a mi compañero y amigo Manuel Cámara con el que me entiendo a la perfección. Ahora si, entremos en materia. La PNL (programación neurolingüística) es un método eficaz que trabaja el lenguaje para influir en los procesos cerebrales a través de los 5 canales de percepción y comunicación, los sentidos. De esta forma, pretendemos avivar determinados estímulos para conseguir solucionar algún problema. O también, despertar a un tercero la curiosidad de algo que nos interese mostrarle (utilizado normalmente en marketing para cualquier tipo de publicidad o promoción).


Estas son algunas formas de utilizar la PNL:
  • En el Couching

Últimamente se ha puesto muy de moda el término de coach. Esto no es ni más ni menos que un entrenador guía y motivador profesional, que emplea una serie de herramientas, siendo una de ellas la PNL. Con un plan personalizado, intentará sacar el máximo rendimiento a las personas que pretendan alcanzar sus metas de manera efectiva. O bien, para aquellas que teniendo una formación cualificada, andan un poco desorientadas y necesitan un impulso. El coach detectará sus puntos fuertes y le aconsejará marcarse propósitos realistas para animarse a ir cumpliéndolos sin estancarse.

  • En el Neuromarketing
En el mundo del marketing outbound (el mercadeo de toda la vida, marketing tradicional), todas las empresas dedican a este departamento una atención muy especial. Aquí es donde se analizan todos los procesos de las 4 P (producto, precio, punto de venta, promoción) para alcanzar los objetivos establecidos. Muchos lo llaman Neuromarketing.

Nos estamos acostumbrando a familiarizarnos con esta terminología inglesa, como couching o marketing y algunas más, pero muchas veces no sabemos muy bien qué significan, ni de dónde vienen. Por eso creo que para empezar deberíamos saber de dónde surgió el término, programación neurolingüística.


¿Cómo nació la Programación Neurolingüística – PNL?

A principio de los años setenta, un grupo de terapeutas comenzaron a aplicar a sus pacientes, aún de forma intuitiva, ciertos modelos de comunicación y comportamiento que resultaron ser absolutamente eficaces. Ante los brillantes resultados obtenidos, el psicólogo Richard Bandler y el doctor en ciencias lingüísticas John Grinder consiguieron reunir estas estrategias y concretarlas en un sistema claro y fácil de aprender al que llamaron PNL.



Los cinco canales de entrada para la comunicación

Al mismo tiempo que se puede aplicar esta práctica al desarrollo personal, las empresas lo emplean habitualmente. En marketing, se lleva a cabo la metodología de este sistema a los negocios. Mediante las técnicas adecuadas, podemos conseguir seducir a nuestro público potencial. La finalidad es captar su atención a través de los llamados canales de percepción sensoriales. Estos son el canal visual, auditivo, gustativo, olfativo y cinestético. Por eso se toman muy en cuenta para una comunicación satisfactoria entre emisor → receptor.



La PNL se basa en 10 principios.

La PNL no se apoya sobre ninguna teoría. Sencillamente se respalda en modelos que funcionan o no funcionan. Aquí te describo cada uno de los 10 Principios en los que se basa la PNL.

› 01. Las personas se orientan en el mundo según su mapa mental del mundo.
› 02. El mejor mapa es aquel que muestra más caminos.
› 03. Detrás de cada comportamiento se encuentra una intención positiva.
› 04. Cada experiencia tiene su estructura.
› 05. Todos los problemas tienen solución.
› 06. Cada persona dispone de las fuerzas que necesita.
› 07. Cuerpo y mente son partes de un mismo sistema.
› 08. El significado de toda comunicación se encuentra en el resultado.
› 09. No existen los fracasos, sino solamente mensajes de respuesta.
› 10. Si algo no funciona, intenta otra cosa.