CONSULTORÍA GRATIS

No te pases cuando estés trabajando o tu rendimiento se verá perjudicado.

Si no paras a descansar porque tienes muchas cosas que hacer, acabarás consiguiendo justamente el efecto contrario, hacer menos.

Está comprobado que la productividad aumenta si descansas unos 20 minutos cada 2 horas de trabajo.

Estira, respira, relájate, bebe o come algo. La mente se despeja y volverás a la tarea más enfocado/a y productivo/a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *